sábado, 28 de abril de 2012

TEMA Nº 12 EL PRONOMBRE


TEMA Nº 12
EL PRONOMBRE
Indicador de logro: ‐Utilización de los diversos tipos de pronombres en oraciones.

• Concepto
Por su etimología, la palabra pronombre significa "en vez del nombre", "por el nombre" o "en lugar del nombre". Con esta significación da a entender su condición de palabra sustitutiva. ¿Sustitutiva de qué? Tradicionalmente, se decía que era sustituto del sustantivo o nombre, pero hoy se habla de que es sustitutiva del sintagma nominal.
Los pronombres simplifican y flexibilizan la expresión, evitando pesadas repeticiones. Siempre tienen un antecedente, expreso o sobrentendido.
Los pronombres no tienen valor por sí mismos, sino representativo; su identidad está dada por el sustantivo a que se refieren en cada caso.
Los pronombres se caracterizan por no tener significado concreto. Más bien tienen funciones que cumplir.
Así, los pronombres personales deben significar o indicar la persona del coloquio; los pronombres demostrativos, significar o indicar su situación; los numerales, su cantidad; los relativos, su relación con otras palabras; los posesivos, la pertenencia; los indefinidos, la cantidad nula.
Para entrar en materia, veamos el siguiente ejemplo:

María practica varios deportes. Ella es una gran deportista.

En las dos oraciones anteriores nos referimos a la misma persona (María). En la primera decimos su nombre; mientras que en la segunda utilizamos un pronombre: ella.
Ahora podemos decir que 

Pronombres son las palabras que señalan o representan a personas u objetos, o remiten a hechos ya conocidos por el hablante y el oyente.
 
También podríamos decir que son palabras que sustituyen o reemplazan a los nombres o sustantivos o a todo el sintagma nominal.
Tenemos varias Clases de Pronombres:

Personales
Posesivos
Demostrativo o mostrativos
Numerales
Indefinidos
Interrogativos
Reflexivos
Exclamativos
Relativos

Pronombres personales
Veamos los siguientes ejemplos:

Yo leo un libro.
lees un libro.
El o ella lee un libro.
Nosotros saltamos.
Vosotros saltáis.
Ellos saltan.

Las palabras destacadas en color rojo en la tabla anterior se refieren a personas que realizan una acción, cuyos nombres no se mencionan. Son pronombres personales.
Los pronombres personales son la única parte de la oración que se declina en español. Esto es, tienen formas diferentes para realizar distintas funciones de complemento en la oración.
Por ejemplo, el pronombre personal yo, puede tomar las formas de mí, conmigo o me, según la función que cumpla. Así puede ser Sujeto (yo), puede ser complemento preposicional (mí, conmigo), o puede ser complemento directo (me) y también puede ser complemento indirecto (me).

Pronombres personales en función de Sujeto
Persona
Remiten, señalan o se refieren a...
Pronombres Personales
Primera
La persona que habla o escribe.
yo, nos, nosotros, nosotras
Segunda
La persona con quien se habla (la que escucha) o a la que se escribe.
tú, vos, vosotros, vosotras
Tercera
La persona o cosa de quien se habla o escribe.
él, ella, ello, ellos, ellas

Normalmente, no es necesario incluir el pronombre personal sujeto en la oración, aunque existen algunas excepciones:
I. Si se desea enfatizar el sujeto:
Mi vecino sacó la basura, pero yo me olvidé de hacerlo.
II. En oraciones como:
Soy yo, abre la puerta.

Una digresión importante:
La gramática moderna considera como nombres personales a los llamados pronombres personales de primera y segunda singular (yo, tú, usted).
Estos se consideran nombres personales porque se refieren a las dos personas de la conversación. Nunca son pronombres, ya que en ningún caso realizan la función de sustituir a un sustantivo o a un sintagma nominal.

Pronombres personales en función de complemento
Hay otras formas de pronombres personales que se refieren a personas u objetos que reciben una acción o participan de ella.
Son los pronombres personales de Objeto. Estos pueden cumplir función de complemento directo (CD) o de complemento indirecto (CI). 

He comprado un libro / Lo he comprado. (El libro) (lo CD)
He leído una revista / La he leído. (La revista) (la CD)
Regalé un pastel a mi hermano / Le regalé un pastel. (A mi hermano) (le CI)
Compré una revista a mis padres / Les compré un revista. (A mis padres) (les CI)

El pronombre lo puede referirse a una idea o situación que no puede ser categorizada como femenina ni como masculina:
Juan es un fresco. Sí, ya te lo había dicho yo.

Lo, se usa también como complemento para reemplazar adjetivos, pronombres o nombre con ser, estar y parecer:
¿Estás cansada? Sí, lo estoy.

Cuando el CD aparece delante del verbo o cuando se usa el pronombre todo como CD, es necesario que se utilice además el pronombre correspondiente:
La camisa la compró mi madre.

Lo terminaron todo.
 
Si al objeto indirecto de tercera persona (singular o plural) le sigue un objeto directo pronominal de tercera persona, las formas le y les se convierten en se.
Se lo di a tu hermano.

El pronombre se usa muchas veces de forma redundante en oraciones en las que el CI aparece de forma expresa:
Le dijeron a tu hermano que habías vuelto.

Los pronombres personales de CD y de CI aparecen siempre delante del verbo principal de la oración, excepto en los casos de imperativos afirmativos, en los que aparecen después. Si la forma verbal está compuesta por un infinitivo o un gerundio, el pronombre puede aparecer delante del verbo principal o detrás de la forma no personal:
Voy a comprártelo.

Te lo voy a comprar.

Pronombres personales en función de complemento preposicional
Algunas preposiciones requieren el uso de las formas yo y , en lugar de y ti. Se trata de entre, según, excepto, como, menos:
Según , parece que ha llegado ya la primavera.

A modo de resumen final, diremos que los pronombres personales tienen formas diferentes para realizar distintas funciones en la oración. Así, pueden funcionar como Sujeto, Complemento Directo, Complemento Indirecto o Complemento Preposicional. Para conocerlos a todos, ver el siguiente cuadro:

Sujeto
Compl. Directo
Compl. Indirecto
Compl. Preposicional
yo
me
me
mí, conmigo
te
te
ti, contigo
él, ella, ello, usted
lo, la
le (se)
él, ella, ello, usted (sí, consigo)
nos, nosotros
nos
nos
nos, nosotros
vos, vosotros
vos, os
vos, os
vos, vosotros
ellos, ellas, ustedes
los, las
les (se)
ellos, ellas, ustedes

Pronombres posesivos
Indican pertenencia o posesión al igual que el adjetivo posesivo, pero éste reemplaza al sustantivo.
el mío, la mía, los míos, las mías
el tuyo, la tuya, los tuyos, las tuyas
el suyo, la suya, los suyos, las suyas
el nuestro, la nuestra, los nuestros, las nuestras
el vuestro, la vuestra, los vuestros, las vuestras
el suyo, la suya, los suyos, las suyas
Ejemplos:
Mi auto se echó a perder  /   El mío se echó a perder

Nuestro auto es muy moderno   /   El nuestro es muy moderno

El artículo se usa cuando se trata de una elección entre objetos. La preposición de se puede usar en los poseedores del tipo suyo.
Éste es mi abrigo y ése es el tuyo.

Este libro es de ellos (=suyo).

Pronombres demostrativos o mostrativos
Indican ubicación espacial reemplazando al sustantivo. Se reconocen además porque llevan tilde.
 
Singular
Plural
Masculino
éste
éstos
Femenino
ésta
éstas
Neutro
esto
 
Masculino
ése
ésos
Femenino
ésa
ésas
Neutro
eso
 
Masculino
aquél
aquéllos
Femenino
aquélla
aquéllas
Neutro
aquello
 
Ejemplos:
Aquella granja es enorme    /    Aquélla es enorme

Este niño se sacó un siete   /   Éste se sacó un siete

Pronombres numerales
Indican número reemplazando al sustantivo. Pueden ser Cardinal u Ordinal.
Pronombre numeral cardinal:
Cuatro perros persiguieron al conejo   /   Cuatro persiguieron al conejo

Pronombre numeral ordinal:
Jaime llegó en el tercer lugar   /   Llegó tercero
Pronombres indefinidos
No indica cantidad fija al reemplazar al sustantivo.
Pronombres indefinidos
Afirmativos
Negativos
alguien
nadie
alguno/a
ninguno/a
algo
nada
cualquiera
nadie
Ejemplo:
Algunos niños llegaron tarde hoy   /   Algunos llegaron tarde hoy

Pronombres relativos
que
el que (la que, los que, las que)
el cual (los cuales, la cual, las cuales)
lo que
lo cual
quien (quienes)
cuyo (cuya, cuyos, cuyas)
donde

El pronombre relativo se refiere a un antecedente que ha sido mencionado anteriormente:
El coche que está en la esquina ha tenido ya varios accidentes.

El pronombre relativo aparece inmediatamente después de su antecedente. Sólo en algunas ocasiones pueden aparecer otras palabras entre estos dos elementos (por ejemplo, preposiciones):
La silla en la que estás sentado pertenecía a mi abuela.

Si la oración de relativo no va precedida por una preposición, se usa el pronombre que. Si se usa una preposición se suelen utilizar las formas el/la(los/as) cual(es), el/la/los/las que:
El estudiante que no asista a clase, no tendrá una copia de los apuntes.

No me gusta esa mesa por la cual has pagado tres mil pesos.

Lo que y lo cual se utilizan cuando el antecedente es la oración principal completa:
No habló en toda la clase, lo cual nos dejó un poco desconcertados.

El chico (antec.) del que (el que pron. relat.) te hablé se ha hecho restaurador.
Pueden aparecer sin antecedente en las proposiciones adjetivas sustantivadas

 Los que vinieron a tu fiesta (prop. sub adj - SUJ) son unos buitres.

Pago una ronda a quienes quieran (prop. sub adj - CI)
Que (si equivale a el cual, la cual...)

 el cual, la cual, los cuales, las cuales,

 el que, la que, los que, las que,

 quien, quienes,

 cuanto, cuanta, cuantos, cuantas

 Cuyo, cuya son relativos posesivos que se comportan como pronombres (con antecedente) y a la vez como adjetivos determinativos (acompañan a un nombre)

 En un lugar de la Mancha (antec.) de cuyo (det. del sustantivo nombre) nombre no quiero acordarme

Pronombres interrogativos
¿Qué?, ¿cuál?, ¿cuánto/a(s)?, ¿quién?, ¿dónde?, ¿cómo?, ¿por qué?, ¿cuándo?

¿qué? + ser = requiere una definición.
¿cuál? + ser = requiere una elección.
La preposición siempre precede al pronombre interrogativo.
Pronombres exclamativos
¡Qué + nombre, adjetivo o adverbio!, ¡cómo + verbo!, ¡cuánto + nombre o verbo!, ¡cuántos, as + nombre!, ¡quién + verbo!

Ejemplos:
¡Cómo gritan!
¡Qué libro tan interesante!
¡Quién lo diría!
Pronombres reflexivos
Según la construcción de la frase, los pronombres personales de sujeto pueden cambiar su forma, pasando a ser pronombres reflexivos o reflejos:
Pronombres de sujeto
Cambian a Pronombres reflexivos o reflejos
Yo
Me
Te
Él, ella, usted
Se
Nosotros, nosotras
Nos
Vosotros, vosotras, vos
Os
Ellos, ellas, ustedes
Se
Ejemplos:
Yo me llamo Andrés
te miras al espejo
Ella se peina el cabello
Nosotros nos contamos
Vosotros os guardáis
Ellos se ayudan

En las oraciones reflexivas, el pronombre reflexivo puede hacer función de complemento directo o de complemento indirecto.
Yo me afeito. (CD me)
Él se lava los pies. (CI se)
El uso de SE
I. Se, como forma pronominal para el CI de tercera persona singular y plural.
  • Se lo dije ayer.
II. Se, como pronombre de tercera persona singular y plural para los verbos reflexivos.
  • Se ha lavado la cara.
  • Se han lavado la cara.
III. Se, como pronombre de tercera persona plural para los verbos recíprocos.
  • Se odian.
  • Se escriben a diario.
IV. Se, accidental.
  • Se me estropeó el reloj.
  • Se le cayó el jarrón.
V. Se, impersonal
  • Se habla español.
  • Se castigó al criminal.
Sobre el uso correcto de los Pronombres interrogativos, exclamativos y relativos, veamos lo siguientes ejemplos:

Palabra
Función
Ejemplo
Qué
Pronombre interrogativo
¿Qué hora es?
Qué
Pronombre exclamativo
¡Qué oportuno!
Qué
Pronombre interrogativo indirecto
Quiero saber qué sucedió
Que
Conjunción
Espero que vengas.
Quién/es
Pronombre interrogativo
¿Quién te avisó?
Quién/es
Pronombre exclamativo
¡Quién lo hubiera dicho!
Quién/es
Pronombre interrogativo indirecto
Pregunto quién llamó
Quien/es
Pronombre relativo
Quien esté libre de culpa
Cómo
Pronombre interrogativo
¿Cómo te va?
Cómo
Pronombre exclamativo
¡Cómo fuiste capaz!
Cómo
Pronombre interrogativo indirecto
Quiero ver cómo lo hizo
Como
Conjunción modal comparativa
Trabaja como un esclavo
Cuánto
Pronombre interrogativo
¿Cuánto cuesta?
Cuánto
Pronombre exclamativo
¡Cuánto aumentó!
Cuánto
Pronombre interrogativo indirecto
Dígame cuánto vale
Cuanto
Modo adverbial
En cuanto llegue, avísanos
Cuál/es
Pronombre interrogativo
¿Cuál es el mío?
Cuál/es
Pronombre exclamativo
¡Cuál elijo!
Cuál/es
Pronombre interrogativo indirecto
Averigüe cuál es
Cual/es
Pronombre relativo
Tal cual me lo dijeron
Dónde
Pronombre interrogativo
¿Dónde lo dejaste?
Dónde
Pronombre exclamativo
¡Mira dónde lo puso!
Dónde
Pronombre interrogativo indirecto
Dime dónde estuviste
Donde
Adverbio de lugar
Está donde lo dejaron
Cuándo
Pronombre interrogativo
¿Cuándo regresarás?
Cuándo
Pronombre exclamativo
¡Cuándo vas a trabajar!
Cuándo
Pronombre interrogativo indirecto
Confirmen cuándo llegarán
Cuándo
Conjunción condicional
Cuando termine, será tarde
Por qué
Pronombre interrogativo
¿Por qué lo hiciste?
Porqué
Sustantivo común
Quiero saber el porqué
Porque
Conjunción causal
Vino porque la llamé[1]



• Concordancia
Concordancia de pronombre y sustantivos

Esta clase de reglas señala aquellos casos donde se dan problemas de concordancia con los pronombres personales de complemento indirecto.

La concordancia es un fenómeno sintáctico mediante el cual una palabra ejerce influencia formal sobre otras para que tomen las marcas de persona, género y número. Esta clase detecta problemas de concordancia de número entre los pronombres personales de complemento indirecto y el propio complemento indirecto.

Ejemplos

Forma incorrecta: Le dieron a ellos la noticia.
Forma correcta: Les dieron a ellos la noticia.

Concordancia: sustantivos especiales

Esta clase de reglas trata un conjunto de sustantivos que se utiliza frecuentemente con género o número incorrectos. Esta clase de reglas comprueba que estos sustantivos y las palabras que los complementan, determinantes y adjetivos, tienen el mismo género y número. En otras palabras, esta clase de reglas verifica la concordancia. Cuando no existe esta concordancia, la frase resultante se considera gramaticalmente incorrecta. Además, este tipo de errores dificulta la comprensión de la oración.

Ejemplos
Algunos sustantivos se usan con género incorrecto. Así sucede por ejemplo con "avestruz", que es de género masculino, pero se suele utilizar en femenino.

Forma incorrecta: La avestruz  esconde la cabeza.

Forma correcta: El avestruz esconde la cabeza.

Otros sustantivo se usan con número incorrecto. Así sucede, por ejemplo, con "guardabosque", que tiene una forma de singular "guardabosque" y de plural "guardabosques"; a pesar de ello, se utiliza la forma de plural, "guardabosque", para el singular.

Forma incorrecta: El guardabosques alertó del peligro.

Forma correcta: El guardabosque alertó del peligro.[2]
Siempre tiene que haber una concordancia de los pronombres mí ti sí con el sujeto (en número y persona), en oraciones como:

Ya no doy más de mí. (1ª persona). INCORRECTO: *no doy más de sí

Vas a dar de sí el jersey. (3ª persona).

Lo mismo ocurre con mío, tuyo, suyo, en construcciones como

Me ha costado lo mío llegar adonde estoy (y no lo suyo)

Él, ella, ellos, ellas.
No es correcto (aunque sí muy frecuente) usar las formas personales él/ella/ellos/ellas por las formas reflexivas "sí" o "consigo". Por ejemplo:

Los padres llevaban con ellos a sus hijos.

Los padres llevaban consigo a sus hijos.
La más correcta es la segunda opción, por más que el uso coloquial prefiera la primera. En el uso formal y escrito debe emplearse la segunda.

Adverbio +Posesivos
Cada vez es más frecuente el error ya que el posesivo puede acompañar al sustantivo, y no al adverbio. En su lugar hay que usar de + pronombre personal.

*Delante nuestro: delante de nosotros. *A través nuestro: a través de nosotros.

*A favor nuestro: a favor de nosotros. *Al lado nuestro: al lado de nosotros.

 Si hay duda podemos usar preposición + nombre o pronombre. Hay algunos casos discutidos, como en la expresión en contra. Algunos dicen que es correcto decir en contra suya. En todo caso, lo correcto es en su contra:

• La deixis
El término deíxis, procedente de la palabra griega que significa «señalar» o «indicar», designa la referencia, por medio de unidades gramaticales de la lengua, a elementos del contexto de la comunicación; deíxis es, pues, sinónimo de referencia exofórica o extralingüística. Son deícticas todas las expresiones lingüísticas (del tipo yo, aquí, ahora) que se interpretan en relación con un elemento de la enunciación (interlocutores, coordenadas de espacio y tiempo). La señalización deíctica es frecuente sobre todo en las conversaciones cara a cara.

Según el factor contextual que se señale (los participantes, el momento o el lugar de la comunicación, o bien el propio texto) se distinguen varios tipos de deíxis, realizadas por categorías gramaticales diversas:

    La deíxis personal, expresada con pronombres personales de 1.ª y 2.ª persona [[yo (mí, me), tú (te, ti,...)]); también, con los de de 3.ª persona [él, ella]), pero con éstos solo cuando señalan a una persona presente en la situación; con pronombres posesivos de 1.ª y 2.ª persona ([mi, tu, su, nuestro, vuestro,...]); y con morfemas verbales de 1.ª y 2.ª persona, a causa de la elipsis, habitual en español, del pronombre sujeto ([Quiero], en que la «o» final señala a la persona que habla).
    La deíxis temporal, realizada mediante adverbios, locuciones y sintagmas adverbiales de presente ([hoy, ahora]), pasado ([ayer, el mes pasado, hace poco]) o futuro ([el mes próximo, dentro de poco,…]) y mediante morfemas de tiempo ([Llegó], [Llegas]).
    La deíxis espacial, formulada con adverbios de lugar ([aquí, ahí, allí, allá,...]), demostrativos ([este, ese, aquel,…]) y verbos de significado locativo ([traer] al lugar en que se habla, [venir], etc.).
    La deíxis textual o discursiva, a medio camino entre la deíxis y la anáfora, realizada con pronombres personales o demostrativos neutros ([eso, ello, lo]) o expresiones del tipo [líneas más arriba, como ya hemos comentado, a continuación], etc.; remite a fragmentos del texto que se han dicho, o que se van a decir, y que, por lo tanto, están ya presentes en el entorno comunicativo y son susceptibles de ser señalados.

Se distingue, además, en la pragmática otro tipo de deíxis: la deíxis social, que refleja o establece la relación social entre los participantes en la comunicación. Las fórmulas de tratamiento, aunque forman parte de la deíxis personal, se consideran como grupo específico ya que no solo señalan los papeles de locutor e interlocutor, sino también su estatus social y la relación que los une. En español el sistema de tratamientos varía según los dialectos: [tú, usted, vos, ustedes, vosotros] se utilizan de modo distinto, por ejemplo, en el español septentrional de la Península y en el español hablado en algunos países de América, conformando por lo tanto subsistemas distintos de deíxis social.[3]

Actividad sugerida: ‐Utiliza  los diversos tipos de pronombres en oraciones.


[1] http://www.profesorenlinea.cl/castellano/Pronombre.htm
[2] http://www.tareasonline.com/contenido.asp?ArticleId=39424
[3] http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/diccio_ele/diccionario/deixis.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada